Opinión del 8×08, por Ricardo Aguilera


El octavo capítulo de la temporada en curso, titulado “Una sentencia, un atentado a Shakespeare

y una tigresa encerrada”, muestra el degaste de las ideas visible, ya, en el episodio 100. Si hace 2

semanas nos esperanzábamos, gracias a un capitulo lleno de situaciones jocosas y el surgimiento

de nuevos ejes temáticos, hoy nos damos cuenta de que los guionistas nos han vuelto a colar un

capítulo de relleno, que alienta las sospechas de que a la serie le queda poco que aportar.

“Javi” y “Lola” van y vienen, y “Judith” siempre termina humillada (tal como le sucedió con

“Enrique”). Si “Lola” se va, ya no es novedad. La novedad sería que “Javi” no la extrañara. Esta

trama no tiene mucho futuro, ya que “Estela” y “Fermín” desgastaron el matrimonio, de manera

tal, que todo está viciado. El “espetero” sale sobrando sin la presencia de “Paca Pacheco”. Que

“Javi” deje a Lola por “Judith” daría más juego, por lo menos. “La Chihuahua” tendría un motivo

serio para sufrir y lo valoraría más (sugiriendo).

Por su lado, “Enrique” está enfocado en la comunidad y no ha explotado del todo en esta

temporada. En esta oportunidad, condujo a los vecinos a hacer una versión-parodia de “Romeo y

Julieta” para estafar al ayuntamiento y conseguir el dinero para pagar la deuda que tienen con

“Coque” (previa sentencia judicial por impago de sueldos, que es el “aporte” de “Rebeca”).

Mariano Rajoy (un doble) va a la representación y “Antonio” le tira un centollazo, tal como lo hizo

con Zapatero hace algunas temporadas.

Hacen durar el capítulo, en internet, 1 hora y 38 minutos para mostrar esta trama sin gracia, llena

de situaciones forzadas y repetidas, fue el gran error de esta entrega. Está bien que haya que

cumplir con un cierto número de capítulos o que, la creciente audiencia, estimule a realizar más

entregas para capitalizar el éxito, pero se podría haber sacado partido a la tropa de personaje sin

trascendencia que hay en la producción. “Raquel” está fuera de juego (se volvió patética y

ordinaria justo cuando Vanessa Romero (quien la interpreta) dejo de ser esposa de Alberto

Caballero (productor ejecutivo)). En el caso de “Rebeca”, nadie sabe para qué está en la serie, ya

divorcio a todos y no mantiene un romance con nadie, y a “Leo”, todavía lo estamos esperando.

Esto lo decimos porque en este episodio se fundió, además, la historia de los “cuquis”. “Maite”

busca sexo por internet y encuentra al padre de acogida de sus hijos, se acuesta con él y “Amador”

se pone celoso y se lo cuenta a la esposa del amante de la “cuqui”, quien lo mata de un disparo.

Que puede pasar de aquí en adelante: ¿vuelven los cuquitos?, ¿Amador se vuelve inteligente por

un capitulo como Homer Simpson?…

La adolescencia constante en que viven los personajes, es atractiva porque los vuelve erráticos y

cómicos, pero llega un punto en que hay que revisar el guion, y en vez de agotar las historias que

han funcionado, hay que explorar otras que están latentes dentro de la serie. Se puede

comprender que quieran presumir de que hicieron un capitulo horrible y que, aun así, superaron

al final de “Isabel” en audiencia, o que tengan un personaje a la altura de “Estela” para revivir la

historia y que esto sea solo un descanso. De nuevo, está todo por verse.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. aui todo muy bien pero falta ANTONIA SANJUAN sin ella le falta la ESENCIA A LA SERIE…..

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s