Opinión del 8×07, por Ricardo Aguilera


La que se avecina 8×07: Ni con 100 excusas

En el episodio del 24 de noviembre, titulado “Un presidente rayado, una catarata de infortunios y un descubrimiento sobrecogedor”, más que  intentar continuar con la historia, que se ha ido desarrollando en los otros 99 capítulos de la serie, se le ha querido dar un poco de paz a los personajes, que entran en contacto con la realidad de forma un tanto extraña (que da cuenta la poderosa influencia de la ficción norteamericana en los productores), por decirlo de alguna manera.

Como es de costumbre, el protagonista (ahora asumido directamente por el guión) de la serie, “Enrique” (José Luis Gil), sufre un accidente cuando “Vicente” (Ricardo Arroyo) se lanza por la venta, luego de escuchar el dialogo que tienen “Javier” (Antonio Pagudo) con Fermín (Fernando Tejero) y “Lola” (Macarena Gómez) en el que es tratado como un estorbo para la estabilidad de la familia. “Enrique” tiene un sueño, producto del impacto, en el que él y sus vecinos cumplen todos los sueños frustrados de casi 8 temporadas. En este punto me quiero detener, ya que el capítulo se disocia de la trama para que, a través de conversaciones con el encargado de la cadena y con la voz ficticia de sus creadores, los personajes tengan contacto con seres reales (?) y son llevados a los cuarteles de Telecinco, para hacerles saber cuál es la explicación de la existencia de la serie, de esta manera -romántica e ideal- los hacen entender que su lugar es divirtiendo, con sus desgracias, a millones de españoles y que ese es su rol en la sociedad.

La serie no va a cambiar, sería matar la gallina de los huevos de oro, y por lo mismo veremos más diálogos en los que las mujeres asumen que sus encantos se reducen a la belleza física y juventud, y que las virtudes masculinas son apreciadas a pesar de la edad (encarnadas a la perfección por “Enrique”). Pero, en este sentido, creo que es hora de desenfundar la pluma y dar en donde más duele: Si “Aquí no hay quien viva” se convirtió en la pesadilla de la cadena, que ahora aloja a su sucesora, no era por el sexismo o el racismo de sus historias, sino que por todo lo contrario. La serie era equilibrada y tenía un discurso  inclusivo claro.

Otro detalle de “La que se avecina”, y que es un poco la marca de fábrica de la mayoría de las ficciones cómicas españolas, es que las familias terminan destruidas, tal como ocurrió con los “Los Serrano” (que fuera un sueño fue sólo un recurso para llamar la atención) y la misma “Aquí no hay quien viva” o “Aída”. Parece que las cadenas, y sus productoras amaestradas, tienen como línea general mostrarnos roles que nos impongan comportamientos que nos lleven al colapso valórico y a la descomposición social: lo hijos estorban y la noche es la diversión, vivir por y para follar, eso sería todo.

Es preocupante ver cómo ser católico practicante va asociado a la sexualidad reprimida (Colmenero, Recio, Berta) y que la laicidad es de bueno sentimientos y orgasmos permanentes (Enrique, Chema). Qué sucede con los guionistas, ¿son  marionetas que solo pueden estigmatizar por orden de sus jefes de las cadenas? A Albero Caballero, productor (y todo lo que haga falta dentro del tinglado), es habitual verlo, en redes sociales, condenando lo que sucede con los casos de corrupción sin asco, sin embargo nosotros creemos que hacerse adalid de los antivalores, a través de un programa de televisión, también es una forma de corromper e influir para la destrucción de una sociedad enferma. Pero siempre es más cómodo criticar a los demás, o peor, ayudar a crear modelos de vida que van a influenciar a millones de personas (los jóvenes son los que más la siguen).

Está era la celebración que teníamos para el capítulo 100. Poder expresar, en estas líneas, todas las inquietudes que nos causa está serie, que vemos y disfrutamos, pero que no dejamos de cuestionar.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s