Opinión del 8×04, por Ricardo Aguilera


Episodio N° 4  de la octava temporada de “La que se avecina”: No hay que perder la fe.

La cuarta entrega de la octava sesión de “La que se avecina” titulada, “Una gastroscopia, una fiesta loca, loca y el rey de los inodoros”, es una demostración de todo lo que puede dar esta obra televisiva.

En este capítulo, “Antonio” (Jordi Sánchez) quiere darle salida al pescado que tiene en su local, que no funciona por la falta de un dependiente, y decide contratar a “Maite” (Eva Isanta) para que se haga cargo. “Maite” se queda con el trabajo porque quiere recuperar a sus hijos, y se le ocurre hacer sushi para usar todo el “genero” acumulado. Así, con “Berta” (Nathalie Seseña),  resuelve hacer una degustación gratuita para atraer clientes, entre los que está “Rebeca” (María Adánez), que se intoxica. “Antonio”, para probar que el pescado está bueno, tiene que comerlo y termina en el hospital.  El negocio acaba cerrado por orden sanitaria.

“Javi” (Antonio Pagudo), por su parte, necesita pensar (sigue enojado y decepcionado por la actitud de su esposa que, según él, sólo le ha dado problemas) y se va de casa, para vivir en el bajo “B”, dejando a “Lola” (Macarena Gómez) triste, con su  hija “Úrsula” y “Fermín” (Fernando Tejero). “Amador”, que (también tiene que trabajar para volver a tener a sus hijos) consigue una prueba para ser instructor de body combat, decide, con  “Leo” (Luis Miguel Seguí) y “Vicente” (Ricardo Arroyo), ir a vivir con “Javi” para “ayudarle” a superar su ruptura, organizándole una fiesta con los contactos que consiguen  en “easy date”. “Javi”, que no liga con nadie por hablar mucho de “Lola”, no está consciente (por la borrachera) cuando su esposa lo va a buscar para que lleven a “Úrsula” al hospital. “Amador”, aprovechando su ausencia, le dice a “Lola” que “Javi” es, ahora, un “vividor follador”. “Lola”, decepcionada, se va con “Enrique” (José Luis Gil) (que había desafiado a los “leones” de que era capaz de seducirla) al hospital, donde está “Rebeca” y “Judith” (Cristina Castaño), que fueron para que “Rebeca” se atendiera por el problema que le causó comerse el sushi de “Maite” y “Berta”.  “Lola” se entera de que “Javi” está tonteando con la “guarrilla pelirroja” y decide pensarse si vuelve con él.

“Enrique” -por su parte- junto a “Antonio”, busca conseguir que “Edurne” (Anabel Alonso) pague las cuotas atrasadas (que dejó “Izaskun” (Mariví Bilbao)) y la engañan con la ayuda de “Fermín”, que se hace pasar por magnate y logra, “merengue” de por medio, que abone las cuotas.

Gracias a estas tramas (que obtuvieron un 21,1% de la cuota de pantalla y más de 3,5 millones de espectadores, liderando por cuarta semana consecutiva la noche del lunes), que se desarrollan con buen ritmo y mucha gracia, es posible darse cuenta que el episodio podrá ser visto muchas veces, sin aburrir. Los Hermanos Caballero están dando un producto con guiones muy pulidos, y a pesar de ir en el capítulo 94, la serie no da tregua, y sigue agregando historias interesantes y jocosas. Esto da entender que hay talento para seguir adelante: el retorno de Fernando Tejero, la participación de Anabel Alonso y Petra Martínez  hacen que no se note la ausencia de “Estela” (Antonia San Juan). Se han acabado muchas series cómicas, por baja audiencia, y el equipo de la “La que se avecina” sigue fuerte, tras once años de iniciada la aventura. Sería entendible que quieran buscar otros horizontes, o que no estén de acuerdo con las condiciones que les ofrece Mediaset España, pero no hay que perder la fe.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s