Opinión del 8×03, por Ricardo Aguilera


Episodio 3: ¿Por qué tan sexista?

El tercer capítulo, de la octava temporada de “La que se avecina”, titulado “Una piña, una gogó cuarentona y un tiburón con dos penes” confunde. Las subtramas de la gogó cuarentona (¿qué pasa, que no podía ser, también, un tiburón cincuentón con 2 penes?) y la piña están a la altura de los mejores capítulos de la serie, con la “comunidad” y “Amador” (Pablo Chiapella) desatados y cagándola como solo ellos saben hacerlo. “Lola” (Macarena Gómez), por su parte, aún no consigue contentar a un irreconocible “Javi” (Antonio Pagudo), que por fin se da cuenta del daño que le han hecho “Lola” y su familia (ojalá no se arrepienta y ceda). “Fermín” (Fernando Tejero) se acopló a la comunidad, y enfrenta a “Fina” (Petra Martínez) por el color de las paredes (Coque (Nacho Guerreros) las tiene que pintar porque los “protagonistas” de la serie, “Antonio” (Jordi Sánchez) y “Enrique” (José Luis Gil), descubrieron una grieta en el edificio y quieren ocultarla). “Fina” le quema la barca a “Fermín” por increparla y este aplasta su gato, “Benito”, que revive al final del episodio.  “Nines” (Cristina Medina) sigue dando frases para el bronce y “Rebeca” (María Adánez), no destiñe a pesar de su poca participación. “Judith” (Cristina Castaño), sigue en el refrigerador.

Hasta aquí, todo bien. El problema viene por las aventuras de “Antonio” y “Enrique”, que siguen cometiendo delitos (la policía y los tribunales solo funcionan para quitarle los hijos a “Amador”) para salvar de la ruina a la comunidad. Es raro que Coque (con los pocos diálogos) cause más gracia que “Antonio”, “Enrique” y “Raquel” (Vanesa Romero). Todavía no se sabe hacia dónde van las historias, de estos tres personajes, en esta temporada. “Antonio” sigue bien con Berta, a Enrique no se le ha ofrecido ninguna jovencita desorientada y “Raquel”, a pesar de su atractivo físico, no consigue una pareja estable. En este último punto me quería detener, ya que cuando “Enrique” dice que el “arquitecto”(Nacho Fresneda) (que diseño mal edificio y tuvo un affaire con Raquel) las prefiere más jóvenes, y Raquel no le responde nada, dando cuenta del objetivo del personaje del “Concejal de juventud y tiempo Libre”: empatizar con los hombres maduros, que piensan “yo todavía me la puedo y no merezco mujeres viejas y feas” (viejas para los guionista son las mayores de 30), es este punto el que más apatía causa, porque se ve a “Enrique” en una posición superior, que merece “lo mejor” por encarnar unos valores morales que no aplica y que solo predica, poniendo siempre a las mujeres que lo rodean como culpables y malas pécoras. Es desagradable ver que hombres, como “Enrique” o “Amador”, insistan tanto en la edad femenina como descalificativo.

Por último, señalar que estas aventuras volvieron a enfrentar a “Isabel” (TVE), consiguiendo 3,5 millones de telespectadores y 22% de cuota de pantalla, perdiendo más de trecientos mil espectadores y 0,7 pts de cuota de pantalla. La ficción histórica, de la red estatal, subió en 2 décimas su cuota de pantalla, logrando crecer por segunda semana consecutiva.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s